domingo, 5 de diciembre de 2010

Espasmos del Sollozo

¿QUÉ SON LOS ESPASMOS DEL SOLLOZO?

Son episodios que ocurren tras un susto, una caída, un golpe o una regañina. El niño deja de respirar bruscamente y comienza a ponerse morado o pálido, finalmente, suele llorar. La recuperación es completa y rápida, en menos de un minuto, aunque puede estar algo somnoliento.

¿QUÉ DEBE HACER EN CASA?
-
Los espasmos del sollozo son episodios que suelen ceder espontáneamente en pocos segundos, sin necesidad de hacer nada.
-
Lo principal es mantener la calma. Evite agitarle o golpearle ya que esto no hará que el espasmo termine más rápidamente. Tampoco es necesario realizar respiración boca-boca, ni otra maniobra de reanimación.
-
Es importante no mostrar excesiva preocupación para que el niño no obtenga ventajas y no se provoque más episodios.
-
No se angustie porque el niño llore o tenga rabietas. Siga reprendiéndole y corrigiéndole cuando sea necesario.
¿CUÁNDO DEBE CONSULTAR EN UN SERVICIO DE URGENCIAS?
-
Si se trata de un niño menor de 6 meses.
-
Si tarda en recuperarse más de 5 minutos.
-
Si el niño no está completamente normal después del episodio.
-
Cuando el espasmo no haya sido desencadenado por un traumatismo, un susto, una frustración o una regañina.
CUESTIONES IMPORTANTES
-
Es un cuadro BENIGNO que no produce daños ni a corto ni a largo plazo.
-
Son muy frecuentes en la infancia. Afectan sobre todo a niños de 2-3 años aunque se pueden repetir hasta los 5 años.
-
Algunos niños pueden perder el conocimiento unos segundos durante el espasmo e, incluso, tener 2 ó 3 sacudidas de brazos o piernas sin que ello empeore el pronóstico.
-
Es habitual que alguno de los padres o algún hermano haya presentado episodios similares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada